sábado, 17 de julio de 2010

NO TE DESANIMES, PODÍA SER PEOR

Unos tanto y otros tan poco. Este mundo es desigual. Esto fue lo primero que pensé cuando leí el artículo sobre Lizzie Velasquez, la historia que salió publicada el 28 junio 2010 en Telegraph.co.uk bajo el título The girl who must eat every 15 minutes to stay alive , y que también he encontrado en otras páginas.
La obesidad no debemos verla sólo como un problema estético ya que también puede asociarse a ella otras enfermedades que a corto o medio plazo afectan directamente nuestra salud.
Sin embargo, tomar medidas e intentar solucionarlo no debe confundirse con llevarlo al extremo. Se trata de adelgazar, no de maltratarnos.

El caso de esta chica de 21 años, sin embargo, no tiene que ver con la anorexia, tiene una enfermedad rara que le impide aumentar peso a aumentar de que come 60 pequeñas comidas a lo largo del día, tiene que comer cada 15 o 20 minutos para mantener su nivel de energía.
En el artículo nos decían que a pesar de comer entre 5000 y 8000 calorías diarias no consigue engordar.
El equipo de médicos cree que padece el síndrome neonatal progeroides (NPS), que causa el envejecimiento acelerado, la pérdida de grasa de la cara y el cuerpo, y la degeneración de los tejidos. Las personas con ERP a menudo tienen forma triangular y prematuramente envejecido rostro con una nariz puntiaguda.

¿Por qué mencionamos este caso? Creemos que este ejemplo debe servirnos para no desanimarnos ni dejarnos vencer por la depresión o la frustración cuando no logremos perder tanto como hubiéramos deseado.
No es fácil, lo sabemos todos, pero siempre podemos consolarnos con un «podía ser peor».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada